jueves, 26 de septiembre de 2013

Policial negro

 a J.H.Chase

Me dijo que soñaba con tijeras.
Pero todo bien,
yo solo le temo a los cuchillos.

No me gustó despertarme a sus gritos,
pero igual la abrazo, y ella se duerme.
Yo pienso. La suelto lentamente y enciendo
un cigarrillo.

cli clap clack
-¿Que fué eso?-
Crash!

Cindy se despierta y esta vez
no fueron las tijeras.
Yo solo le temo a los cuchillos.

El tipo me mira y me dice:
no me juzguez,
todo lo que quiero es dinero.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Uno del 2009 (Paisaje)

 El 2009 fue un año importante para mi escritura, entre otras cosas (como leer algunos de los libros que más me influyeron) porque empecé a publicar por blog. Sé que cuatro años puede no parecer mucho tiempo, pero cambiaron muchas cosas desde ese momento y quise frenar un poco para releer algunos de esos viejos poemas.  Les comparto uno que, además, fue el primero que publiqué en mi primer blog.
 _______________________________


Paisaje

El paisaje me dijo que te busque (o quizá se lo dije yo a él).
El paisaje me habló de otro yo, totalmente desconocido.

Cavé, talé, nadé, corrí;
Grité, lloré, pensé, morí;
Peleé, gané, encontré, nací;
y tú no estabas conmigo, todavía.

En la montaña escribí un nuevo mensaje.
El río se hizo canción.
El mar lloró y fue lluvia.
Y tú no estabas conmigo, todavía.

Sentí, creí, reí, bailé;
Leí, escribí, oí, luché;
perdí; temí; caí; intenté;
y tú, ahí tan lejana.

¡Oíd su canto de eterna sirena!
¡Canta al marinero de corazón fiel,
espera de él todo a cambio de nada,
y su magia no tiene fin!

Mágicos sucesos esperan,
ideas de la mente cansada.
Creo y re-creo, aire y respiro.
Y tú, ahí tan lejana, no estás conmigo. Todavía.



(4-5/6/2009)

jueves, 12 de septiembre de 2013

libres

Escucho tu silueta
cantándome al oído y
mi piel se estremece.

Los mil mundos de tus ojos
se hacen libres en
el puente hacia los míos.

A veces creo que estoy loco,
pero crezco al saberte cerca mío
porque es fácil.



(Te espero.
Otra vez.
¿Venís?)

sábado, 7 de septiembre de 2013

Mi hermano Martín

 Yo siempre me portaba bien, pero mi hermano Martín hacía cada cosa... No era malo, pero se le ocurrían cosas raras. Un día decidió, así como si nada, dejar de hacerle caso a la gravedad. Al principio fue divertido, verlo flotar por toda la casa y eso. Recorrió todas las habitaciones y hasta encontró la pistola de agua que mama había escondido arriba del placard porque nos peleábamos por usarla. Pero claro, cuando quiso bajar la gravedad no le hizo caso, y esa semana hubo que atarle una soga al tobillo y llevarlo al colegio como un globo para que no se fuera volando hasta el espacio.

 Después crecimos y, aunque siempre salía con ideas locas, ninguna ponía en verdadero peligro su vida. Tuvimos una adolescencia más o menos normal (lo más normal que puedan ser dos mellizos, uno extremadamente imaginativo y el otro... bueno, no es por ser presumido pero soy muy inteligente, después me volví un gran científico). Claro que, a los 16, decidió que era el amor lo que le daba fuerzas y dejó de comer como por dos meses. yo creía que hacía trampa y comía a escondidas, pero aunque lo intenté nunca lo sorprendí comiendo más que abrazos maternos o besos de alguna de sus chicas. Pero fuera de eso, todo era normal.

 Ahora que yo soy un científico me encargan que encuentre la solución a problemas que, casi siempre, involucran las vidas de miles de personas. O hasta millones. Yo siempre fuí bastante inteligente, lo suficiente como para darme cuenta cuando no me es posible solucionar algo con las formas habituales... y es ahí cuando llamo a mi hermano Martín, que vive siempre jugando e inventando mundos, para que me ayude a imaginar nuevas reglas en lugar de las que parecían eternas e inevitables.

jueves, 5 de septiembre de 2013

La paz es el camino

 Lamentablemente hace falta decir esto, porque aunque me resulte totalmente anacrónico todavía hay unos cuantos cavernícolas con poder suficiente como para hacer que sigan pasando estas cosas. 

 Estoy totalmente en contra de la violencia en todas sus formas (sea física, económica, verbal, etcétera), y rechazo toda guerra como forma de resolver conflictos. Exijo como ciudadano de este planeta el desarme nuclear YA, y la búsqueda de soluciones diplomáticas a los conflictos políticos.

 Bueno, nunca me había expresado de esta forma en mi blog porque siempre quise mantenerlo lo más posible en la literatura, la historieta, y los juegos artísticos, pero me parece que es necesario expresar el asco y el miedo que me da que las guerras sigan pasando día a día y desde el poder se siga manteniendo que la voluntad de miles y miles de personas que quieren la paz es inútil. 
 Los invito a todos a reflexionar sobre sus propias acciones violentas, y sobre sus propias aspiraciones en este aspecto. Y cierro con las palabras de Ghandi: "No hay camino a la paz, la paz es el camino".