lunes, 1 de febrero de 2016

Enero

Enero,
como una flor en el florero
con el agua entre los dedos
y la vida que se va.

Muero,
el alma se me prende fuego.
Con la vida entre los dedos
no puedo ver la realidad.

No puedo ver la realidad
y el hombre en mí se va;
no puedo ver la realidad
con tanto sufrimiento...

Volar no es como nadar
que el agua te rodea
porque al largarse a volar
el cielo en nada queda.

Al volar no hay cielo
solo hay tierra y estrellas
que queman,
de inalcanzables queman.

El cielo desaparecer
con mis alas de cera.
El sueño veo desvanecer
dejándome,
dejándome que muera.

(mayo 2010)


Esta poesía tiene una versión musicalizada:
https://www.youtube.com/watch?v=KvmQWb8_280

No hay comentarios:

Publicar un comentario