lunes, 31 de diciembre de 2012

Año nuevo

Con la fuerza
de mil trenes,
una idea.

Hoy no nacen
ni terminan
las semillas
que germinan.

Se transforman
como el tiempo
dentro nuestro
que nos cambia
y nos impulsa,
con la fuerza
de mil trenes,
a cambiarlo.

12 comentarios:

  1. Feliz Año 2013, desde el Mediterráneo, Lucas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Pues brindemos por el cambio!
    Un abrazo grande y lo mejor en el año que estrenamos.

    ResponderEliminar
  3. Entonces buen viaje para todos durante el 2013.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Esperemos que los trenes no nos pasen por encima... Feliz Año.

    Por cierto, he vuelto... así que cuando te apetezca tomar un bombón, pásate...

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. y como cantan los de Arbol
    aunque estés despeinada me gustás igual

    Ojalá que este año continúen germinando las buenas semillas... de las otras también habrá, pero son parte del paisaje.

    Felicidades

    ResponderEliminar
  6. Cada uno de enero es como si todo volviera a nacer.

    ¡Feliz 2013, Lucas!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Mil trenes y una flor...

    No, así no era la canción... Bueno, como sea.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  8. Se que del 31 de diciembre al 1 de enero, no cambia nada, todo sigue igual mas alla del cambio de año... Pero por alguna razon yo lo siento distinto, siento todo nuevo y esperanzador cada vez que cambia el año... Ojala sea asi....

    Feliz año nuevo (algo atrasado)

    Saludos!

    ResponderEliminar