miércoles, 29 de mayo de 2013

Madrugada



Los pájaros mienten
en las ciudades
cantando fuerte en la madrugada
antes que el sol muestre la cara.

La luna baila
en los adoquines
que coleccionan
agua de lluvia.

Ya no hay más perros.
Unos pocos gatos,
únicos dueños
de leche en tarros
que les regala una vieja loca.

Y las sirenas desde otro barrio
rompen la calma que se rehace
con un bostezo en alguna cama:

Aún todos duermen
es muy temprano.



Abril (corregido en agosto) 2012

7 comentarios:

  1. Ciudad deshumanizada pese a los empeños humanizadores de esa señora que se interesa por el bienestar de los gatitos.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  2. Por un momento me he trasladado a ese lugar, a ese barrio.
    Es bonito releer cosas que escribimos en el pasado. Se nota mucho lo que se progresa, y en tu caso ha sido bastante.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te haya trasladado...
      Probablemente suba algunos poemas de distintos momentos míos... tengo ganas hace tiempo de hacer algo así.

      Abrazo!

      Eliminar
  3. Es un buen poema para leer a las cinco de la mañana. Voy a dejar la máquina encendida. Si me desvelo te comento qué sentí al volver a leerlo.
    Un saludo, Lucas, que tengas buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Diego. Dale, estaría bueno saber que sentís al mezclar el color de esta Madrugada con el que tenga la tuya.

      Saludos

      Eliminar