martes, 3 de febrero de 2015

el encargo

-Deshazte de él- ordenó el emperador- sin que nadie se entere.
Kai Hi-Shun salió turbado de la habitación, llevando consigo el elefante.

4 comentarios:

  1. Esta si que es una misión demencial, elefantiásica... UN abrazo.

    ResponderEliminar
  2. simple y escueto.- Genio!!!!

    ResponderEliminar
  3. Si lo ordena el Emperador, así habrá de ser.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar