sábado, 13 de agosto de 2016

Sin miedo

Lo lindo es embarrarse
de pies a cabeza
y darse cuenta después
que las almas no se ensucian.

Que se te pueda romper el corazón
no importa,
porque la única forma de tener uno
es dándolo.

Dos árboles que se entrelazan,
por enormes que sean
no se quitan la luz
                            entre ellos,
se sostienen.

De los mil futuros posibles,
quedarse, sin miedo,
con el que nace de un para-siempre.
No me alcanza más amor que el infinito.

Porque va a pasar lo que pase, obvio;
pero lo que importa es el mientras tanto
que nos va a llevar hasta ahí.

De los mil futuros posibles,
quedarse, sin miedo.
Con mirarte yo ya soy el más valiente.

3 comentarios:

  1. muy bello!!!! como siempre!! Las almas existen!!!

    ResponderEliminar
  2. Precioso, y así es; lo que importa es el presente sin miedo. Me ha encantado pasar por aquí. Saludos.

    ResponderEliminar